Reinventando La Calle 23

Por Mike Aldax (con Mike Kinney)

Antes de hacer su pedido entre una extensa lista de opciones de bebidas de frutas y verduras en Bionicos Yahualica en 23rd Street, Darlene Rios Drapkin debatía intensamente en español con el dependiente de la tienda. Momentos más tarde, mientras esperábamos nuestras órdenes, Drapkin dijo que el dependiente estaba buscando consejo acerca del merodeo continuo de gente frente al negocio: un hombre en particular siempre está ahí. Justamente afuera, un hombre estaba sentado en la acera.

¿Él?

Drapkin asintió.

Unos momentos después nuestras órdenes estaban listas. Parecían frescas y recién hechas, y tenían sabor casero. Después de un pequeño sorbo, terminé rápidamente mi bebida mientras Drapkin explicaba que había insistido al dependiente que asistiera a la próxima reunión de Merchants Watch (Vigilancia de comerciantes). Actualmente dichas reuniones son comunes como parte de un esfuerzo relativamente nuevo y coordinado para lidiar con los delitos constantes y la prostitución en el corredor de 23rd Street. Los delitos arruinan una calle comercial que de otro modo sería más dinámica, la cual ha ganado su distinción gracias a diversos negocios pequeños que se consideran tesoros ocultos, muchos de ellos propiedad de latinos. Y por supuesto, 23rd Street es el sitio que quizá tiene el mayor número de Festivales del Cinco de Mayo en el Área de la Bahía.

De cualquier manera, hay un problema en 23rd Street: hacer que los comerciantes asistan a las reuniones de Vigilancia de comerciantes. Drapkin hace todo lo posible para asegurarse de que asistan. La fundadora de Urban Transformation inició un esfuerzo hace dos años para encabezar la revitalización del corredor comercial de la calle 23rd Street. Unificar a los comerciantes para lograr mejoras es difícil porque están demasiado ocupados con sus negocios. Otros, sin embargo, son escépticos. Puede que Drapkin sea una residente de Richmond durante 21 años, pero ¿sabe qué es lo mejor para 23rd Street? Sus esfuerzos para convencer a los comerciantes con sus ideas, los cuales se han afianzado recientemente con la revitalización de barrios en Oakland, han sido un proceso complejo y delicado.

“Estoy tratando de que los comerciantes entiendan que tienen que tener una voz”, dijo Drapkin. “Tienen que ser parte de la solución”.

Por supuesto, el problema es aumentar el consenso para una solución.

The Richmond Standard habló recientemente con numerosos negocios del corredor. De los que estaban dispuestos a hablar del asunto, también estuvieron de acuerdo con algunos puntos principales: Los delitos, especialmente la prostitución, necesitan desaparecer. Pero los reconocidos negocios, propiedad de latinos, del corredor deben quedarse.

Esa es exactamente la misión de Drapkin: lograr un cambio positivo sin aburguesamiento. Pero sabe perfectamente que cualquier plan, no importa qué tan integral, multifacético o impulsado por la comunidad sea, es más fácil idearlo que venderlo a comerciantes y vecinos.

“Soy una extraña y he tenido que demostrar que puedo hacerlo”, señaló Drapkin.

Durante los últimos dos años, lo ha comprobado de muchas maneras. Desde que empezó con su plan, la calle tiene nuevos murales. Residentes y negocios locales han embellecido un callejón detrás de Portumex. 23rd Street ahora tiene el popular evento “Trick or Treat” durante Halloween. “Pup Walks” es otro evento donde los residentes llevan a caminar a los perros a la vez que visitan negocios. Todas estas actividades, y otras que iniciarán próximamente, se hacen con la finalidad de promover un corredor más seguro. Y tal vez lo más importante es que Drapkin ha ayudado a la ciudad a revivir un proceso público para un plan de paisajes urbanos en 23rd Street que se había quedado estancado desde la Gran Recesión.

A pesar de estos logros, los problemas de 23rd Street continúan. ¿Pueden las innovadoras ideas de Drapkin mantener abiertos negocios como Bionicos Yahualica a la vez que se deshacen del hombre que merodea afuera?

Es una pregunta que el Standard ahondará como parte de una serie de varias inquietudes sobre qué hace que 23rd Street sea un lugar excelente, y sobre los desafíos a los que se enfrenta el corredor en la lucha por eliminar elementos adversos y mantener su identidad.

“Es un corredor comercial vibrante”, dijo Drapkin. “Tiene mucho potencial que se puede aprovechar para capitalizar sobre lo mejor de lo que ya tiene como destino y hacerlo más seguro, más interesante para visitar, y eliminar la prostitución”.

Transformación urbana

Una de las esperanzas para 23rd Street es que Drapkin ha estado haciendo este tipo de trabajo durante décadas. Antes de su trabajo en Richmond, se le reconoció muchas veces en los medios por ayudar a impulsar el éxito comercial en barrios de Oakland como Fruitvale y Temescal.

En su trabajo más reciente en Temescal, encabezó el Distrito de Mejoras Comerciales (Business Improvement District), donde luchó por proteger la cultura del barrio con el uso de mejoras físicas y eventos interesantes para atraer peatones y nuevos e interesantes negocios. Actualmente el Distrito de Mejoras Comerciales de Temescal distingue su barrio, el cual se describe a menudo en los noticieros como “Vibrante, animoso y ecléctico”.

Richmond tiene sus propios desafíos, pero Drapkin piensa que la fórmula general sigue siendo la misma. Su plan convoca programas de limpieza del corredor (que ya se han hecho realidad) que involucran a comerciantes y miembros de la comunidad, y nuevos eventos están ocurriendo en el corredor: como “Trick or Treat” y “Pup Walk”, que atraen a más familias para apoyar a los negocios.

Drapkin espera implementar un programa de incentivos de mejora de fachadas para embellecer el exterior de las tiendas. Y dice que hay planes para hacer un uso creativo de espacios vacantes para atraer nuevos negocios y unidades residenciales, particularmente viviendas asequibles. Añade que se están considerando dos propiedades vacantes en 23rd Street para fondos de la Agencia de Protección del Medio Ambiente de manera que se puedan remodelar para un posible desarrollo.

No puede lograr nada sola, y la misión más importante de Drapkin ha sido intentos por motivar a los comerciantes, vecinos y defensores de la comunidad para que colaboren. Con el uso de un subsidio de la Corporación para el Apoyo de Iniciativas Locales del Área de la Bahía, creó Calle 23, un grupo de personas comprometidas que se reúnen con regularidad desde noviembre de 2016 para planificar obras de rehabilitación en 23rd Street.

El grupo incluye reconocidos defensores y comerciantes de la comunidad como Larry Lewis de la Richmond Police Activities League, Diego García de Leftside Printing, Sergio Ríos de Bob’s Cleaners, Rafael Cartagena de USA Carpet, Lucero de León del Renaissance Center, Óscar García de Richmond Latinos Unidos, la reconocida ejecutiva de préstamos Griselda Ledesma, Raúl Ramírez de la Cámara de Comercio de Richmond y el defensor municipal César Zepeda.

Video: Segunda fase del The Xotchitl Project, Feb. 17, 2018

Hasta ahora, el grupo ha colaborado en proyectos que reúnen a docenas de voluntarios detrás del Restaurante Portumex en 721 23rd St. para embellecer el callejón. La coalición ha convencido a propietarios de negocios locales que participen, junto con Laner Electric Co. para donar iluminación y a los Rotarios de Richmond para donar árboles.

Urban Transformation ha organizado reuniones de Vigilancia de comerciantes con el Departamento de Policía de Richmond, limpiezas trimestrales, obras públicas para añadir basureros con diseños de mosaicos y lideró el programa de Jóvenes Embajadores (Youth Ambassador) de 23rd con RPAL. El famoso evento “Trick or Treat” en 23rd Street, cuya finalidad es ayudar a cambiar las percepciones del corredor comercial, ha atraído a cientos de familias en sus primeros dos años y el patrocinio de State Farm, Children’s Hospital, el CA Endowment, Chevron y Kaiser Permanente.

Todos los eventos son pequeños pasos para unificar la comunidad tras un objetivo común: limpiar, embellecer y básicamente hacer más atractiva la calle 23rd Street para clientes de tiendas y restaurantes, y eliminar a proxenetas y prostitutas.

Video Thumbnail
Second phase of the The Xotchitl Project, Feb. 17, 2018

Aunque estos pasos pueden ser relativamente pequeños, son parte de un plan más grande de Drapkin para crear esfuerzos de colaboración unificados. Su objetivo a largo plazo es convertir 23rd Street en un Distrito de Mejora Comercial que pueda gravar impuestos de ventas para financiar los servicios básicos enfocados en mantener un corredor seguro, limpio e interesante. Para lograr ese objetivo, 23rd Street necesita atraer aún a más negocios para que se puedan gravar impuestos.

Una forma de lograrlo, añadió Drapkin, es hacer cambios físicos a la calle. Esto se podría lograr con un plan de paisajes urbanos que ha estado inactivo durante mucho tiempo para 23rd Street.

Quizás hasta este punto, la parte con mayor controversia de los planes de revitalización es el plan revivido de paisajes urbanos. La propuesta, que actualmente se encuentra en un proceso de opiniones de la comunidad, fundamentalmente podría cambiar la manera en que los vehículos y los peatones usan el corredor. Se han tenido ideas de reducir los carriles de tráfico y/o añadir carriles de bicicletas, redistribuir la configuración del estacionamiento y agregar grandes árboles en las calles.

Pero no todos los comerciantes están de acuerdo con el plan de largo alcance, y esto podría afectar de manera adversa el tráfico del corredor. Algunos piensan que añadir más policías acabaría con el crimen, a la vez que evitaría que los negocios locales se desplacen por el aburguesamiento.

Cuando se trata del plan de paisajes urbanos en la calle 23rd, los comerciantes consideran ambos lados del problema.

Plan de paisajes urbanos de Richmond

Cuando Urban Transformation de Drapkin asumió el trabajo de revitalización de 23rd Street hace dos años, ella sabía acerca de un plan de paisajes urbanos que había “estado inactivo en un anaquel”. La ciudad desarrolló el plan http://www.ci.richmond.ca.us/DocumentCenter/View/46103/Project-Report-23rd-Street?bidId= en 2008 con opiniones de la comunidad, pero se esfumó después de que desaparecieron los fondos.

Para revivir el plan, “Necesitábamos algo urgente”, dijo Drapkin.

Drapkin habló con Lina Velasco, planificadora principal de la ciudad, para poner las cosas en movimiento. Velasco dijo que el plan de 10 años necesitaba desempolvarse y actualizarse. Zepeda, que estaba ayudando a obtener fondos para ese trabajo, indagó sobre el plan de paisajes urbanos en una sesión de preguntas y respuestas con Bill Lindsay, administrador de la ciudad en un evento de la Cámara de Comercio de Richmond. Lindsay respondió dedicando fondos iniciales y energía renovada hacia el desarrollo de un plan actualizado de paisajes urbanos.

Solo la idea de hacer mejoras de paisajes urbanos, especialmente como se muestra en un concepto de diseño para la calle 23rd, genera reacciones contradictorias de los comerciantes. Parte de esto se debe a la información confusa que se transmite entre los comerciantes sobre lo que significará el plan de paisajes urbanos.

Video: Los testimonios de los Comerciantes de la Calle 23

Video Thumbnail
Reinventing 23rd Street

En semanas recientes, visitamos diversos negocios de la calle principal, la mayoría de los cuales no quiere ser identificado en este relato. Algunos estaban renuentes a hablar del asunto. De aquellos que estaban dispuestos a responder preguntas acerca del plan de paisajes urbanos, la mayoría expresó una oposición.

Sam Lee, propietario del ultra famoso Phila Burger, no apoya un plan de paisajes urbanos y considera que los fondos se podrían utilizar mejor en seguridad pública y educación.

“Si se hace cualquier tipo de embellecimiento y mejoras en el área, tiene que hacerse con respecto a sus condiciones actuales”, aludió Lee. “Ahora hay mucho tráfico de autos que van por la 23rd. Es una vía principal que se conecta desde la I-580 y la gente la trata como tal”.

Pero Lee dijo que “está a favor del embellecimiento del barrio” porque “da a la gente y a los negocios un sentido de orgullo”.

Lee fue el otro comerciante con el que hablamos que estaba dispuesto a que se documentara su oposición.

Norberto Guevara, owner of Discolanda Market, supports a streetscape Otros tres comerciantes que se incluyeron en el registro del Standard apoyan un plan de paisajes urbanos.

Norberto Guevara, propietario de Discolanda Market, dijo que el plan incitaría el estacionamiento en la calle 23rd e iluminaría el corredor para atraer a más peatones.

Alberta Heltsley de Andy’s Donuts, cerca de donde la prostitución y el merodeo de personas ha sido un problema, también apoya el esfuerzo de reconceptualizar la calle 23rd, al igual que Diego García de Leftside Printing.

Sin embargo, tanto Heltsley como García piensan que todos los propietarios de negocios necesitan colaborar y ser escuchados antes de finalizar los planes.

“A algunos de ellos les gusta como está ahora porque atrae a clientes a sus negocios”, dijo García. “Sin embargo, la mayoría de los comerciantes quiere ver mejoras porque necesitan estacionamiento frente a sus negocios. Muchos negocios han cambiado de ubicación porque no hay estacionamiento”.

Con esto dicho, García piensa que cualquier cambio a la calle debería considerar el tráfico de 23rd Street.

“Si hay más tráfico aquí, habrá calles estrechas que podrían empujarse a los barrios”, señaló García.

Por otro lado, García añadió, reducir el tráfico reduciría las peligrosas altas velocidades en el corredor.

“Lo entiendo todo”, dijo García. “Por eso realmente necesitamos educar a la comunidad y hacer un balance de cuáles son las mejoras para la comunidad como un todo, no desde un solo punto de vista”. 

Ver es creer

Drapkin entiende muy bien las inquietudes de los comerciantes y los vecinos. Ya ha estado en ese punto en su carrera. Y conoce una estrategia comprobada: ver es creer.

Con la ayuda de los propietarios del reconocido y altamente visible Restaurante Portumex, quien apoyó el proyecto de embellecimiento del callejón, Drapkin y sus compañeros del plan Calle 23 Richmond para crear una “cuadra de prueba” para demostrar a los comerciantes locales cómo las mejoras se pueden logar a su satisfacción.

Drapkin y sus colegas del plan Calle 23 Richmond muestran cómo las mejoras básicas del corredor pueden crear una gran diferencia, desde añadir arte público hasta mejorar la iluminación, y crear y mantener actividades y eventos positivos de la comunidad que atraen a visitantes a los mejores puntos del corredor.

“Necesitamos evidencias visibles y tangibles”, señaló Drapkin.

Las ideas de Drapkin de crear cambios pequeños y significantes parecen ilimitados. Está intentando que los Rotarios de Richmond contribuyan con árboles en la calle de demostración. También llegó a un acuerdo con AT&T para financiar la mitad del dinero necesario para convertir las deterioradas casillas telefónicas en obras de arte. Ya se ha añadido iluminación al callejón transformado. Y también Drapkin tiene embajadores jóvenes de RPAL listos para barrer las aceras y arreglar el área este verano.

Y en muchos de sus objetivos a largo plazo, Drapkin está dispuesta a convencer al Center for Enamel Art para ubicarse en Macdonald Avenue entre las calles 21st y 22nd. De esa manera, podría llevarse a cabo una caminata regular de arte como la del primer viernes de cada mes (“First Fridays”) para incluir el Richmond Art Center en City Hall y el NIAD Art Center en la calle 23rd. La principal forma de lograr estos pequeños y grandes objetivos es con la opinión de la comunidad.

Drapkin dijo que está aprendiendo, de manera lenta pero segura, cómo eso puede implementarse en la calle 23rd. Hace poco pidió a un muralista financiado por la ciudad que añadiera otro mural en la cuadra de demostración de 23rd Street, y un comerciante vietnamita obstaculizó dicha iniciativa. Así que consiguió ayuda de los propietarios de Anh’s Kitchen en Marina Bay, quienes ayudaron a hablar con el comerciante sobre los beneficios de un mural.

“Yo no hablo vietnamita pero encontré a alguien que sí lo habla y eso hizo una gran diferencia”, dijo Drapkin.

Drapkin no habla todos los idiomas, pero espera que al unir a todos y al romper las barreras, la comunidad puede luchar, y finalmente recibir el tipo de corredor de comerciantes que quieren y se merecen.

LEAVE A REPLY